Almohada de viaje

Si viajas muy a menudo y realizas trayectos muy largos en avión, tren o autobús ya sabrás lo necesaria que es una buena almohada de viaje para tu cuello. Hoy en día puedes encontrar muchísimos modelos distintos en cualquier parte. Tantos que es difícil elegir. Por eso queremos facilitarte el trabajo.

Aquí encontrarás las mejores almohadas de viaje y las más vendidas actualmente. Hemos seleccionado 5 modelos distintos. Elige tu favorito.

Esta almohada de viaje es la más vendida en los últimos años. Tiene un diseño distinto a la mayoría de soportes para el cuello. En este caso, el cojín rodea todo el cuello, incluso por la parte delantera.

En esta parte, los dos brazos de la almohada se entrelazan de tal manera que uno se superpone al otro. Esto crea una especie de soporte que sirve para apoyar la barbilla. Así, cuando nos dormimos, no se cae la cabeza hacía delante.

Este diseño especial está patentado por el fabricante de esta almohada de viaje y se puede ajustar a distintas posiciones en función de los distintos usuarios de este producto.

Por ejemplo, se puede usar como soporte para la barbilla, pero también se puede doblar de un lado para apoyar la cabeza en uno de los costados. Además, la parte trasera es más plana que otros modelos, así que no empuja la cabeza hacia adelante.

Este soporte para el cuello para viajes largos está fabricado en poliéster 100% e incluye una correa que se cierra con un clip para poder llevarla cómodamente junto a tu equipaje de mano.

Es una almohada de viaje bastante ligera (270 gramos el tamaño más grande) y hecha de un material suave que no da mucho calor y es muy cómodo. Está disponible en tres tamaños (niño, adulto y adulto XL). Además, puedes elegir la tuya entre seis colores.

Este cojín de viaje para el cuello tiene un fantástico diseño ergonómico que hará que no te duela el cuello por muy largo que sea el trayecto que tengas ese día.

Está fabricado con espuma de memoria de alta calidad en su interior y con poliéster para el revestimiento exterior. Tiene un tacto suave a la piel con unos materiales con los que dormirás mejor.

Es una almohada de viaje muy efectiva que alivia el peso sobre los hombros, el cuello y las cervicales, eliminando cualquier posible dolor.

La espuma de memoria de su interior (de algodón) consigue un efecto de rebote lento para el cuello. Además de ser una almohada cómoda también transpira correctamente.

La funda se puede retirar para lavarla cuantas veces haga falta. Se retira con facilidad gracias a una cremallera y se puede lavar (a mano).

Por si fuera poco incluye un bolsillo en un lateral para poder guardar cómodamente el teléfono móvil. También viene con una bolsa de transporte para poder llevarla a cualquier parte cómodamente. 

Esta almohada de viaje tiene un diseño que se ajusta a la forma y la longitud del cuello de diferentes personas. Viene con un velcro que sirve para ajustar la almohada para encontrar la posición más adecuada para cada usuario.

Es un tipo de soporte para el cuello perfecto para utilizar tanto en el avión como en el tren o el autobús. El relleno de espuma tiene memoria de 3 segundos para dar más comodidad y amortiguación al cuello y las cervicales.

La funda está fabricada con algodón 100% y se puede retirar para lavar. Además, tiene un bolsillo para poder guardar el movil, los auriculares o una máscara para dormir.

El kit de compra incluye la almohada de viaje, una máscara para los ojos, un par de tapones para los oídos y una bolsa de transporte.

Esta almohada de viaje es la más barata de todas las que hemos seleccionado en este artículo. Es la más barata porque no tiene un relleno sólido como en los otros casos. En este caso se trata de una almohada de viaje hinchable.

Pese a ello no es necesario soplar para hinchar esta almohada. Dispone de un sencillo mecanismo que apretando un botón infla el cojín automáticamente en unos 20 segundos.

La operación de desinflado es igual de sencilla. Presionando la válvula sale todo el aire hasta tener una almohada de viaje totalmente plegada que no ocupa nada de sitio. Esta es la mejor opción si lo que necesitas es un apoyo para tu cuello en los viajes pero no quieres que ocupe mucho sitio.

El interior que se hincha está hecho con plástico PVC resistente que no se romperá por mucho aire que metas dentro. El exterior es un terciopelo suave bastante grueso que se siente muy bien en el contacto con la piel.

También tiene una cremallera para poder quitar la funda y lavarla cuando sea necesario.

Junto con la almohada de viaje hinchable se incluyen unos tapones para los oídos , una mascara para los ojos para dormir y una pequeña bolsa de transporte.

La última almohada de viaje es también muy barata pero si que tienen un relleno de espuma de memoria con efecto rebote de 5 segundos.

El interior está hecho de espuma de memoria viscolástica, cómoda y transpirable. La funda está hecha de terciopelo de calidad y se puede desmontar y lavar en la lavadora.

Tiene dos bolsillos en los laterales para guardar cualquier pequeño objeto que necesites tener a mano. Además, con la compra de este cojín para el cuello se incluye una máscara, dos tapones para los oídos y una bolsa de transporte para todo.

Tipos de almohadas de viaje

Si bien el cometido de las almohadas de viaje es siempre el mismo, hay una considerable variedad en el formato en el que están construidas. Las hay de distintas formas y fabricadas con distintos materiales, pero la división fundamental es en función del tipo de relleno que tienen.

Por un lado están las almohadas de viaje que se inflan. Este tipo de cojines para el cuello son muy cómodas especialmente para el transporte porque cuando se desinflan apenas ocupan espacio. Se pueden hinchar y deshinchar al gusto, de tal manera que cada usuario puede obtener el punto óptimo de inflado en función de sus gustos.

Otra ventaja de las almohadas inflables para el cuello es que suelen ser mucho más baratas que cualquier otro tipo de cojín cervical. Al carecer de un relleno físico hay un ahorro evidente que se traduce en  un menor precio final.

El otro gran grupo de almohadas o cojines de viaje son las almohadas con relleno de espuma. Puede ser un relleno hecho a base de algodón o poliéster o un relleno más sofisticado fabricado con materiales viscoelásticos. En cualquiera de los casos se busca que el cojín del cuello tenga un efecto memoria que sirva para una mayor comodidad.

Fundas de almohadas de viaje

Otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una buena almohada para un viaje largo es la funda. Normalmente este tipo de productos tienen una funda que se puede retirar y lavar (a mano o a máquina dependiendo del fabricante) cuando está sucia. 

Los materiales más usados en este tipo de fundas suelen ser el poliéster, el algodón natural o incluso el terciopelo. Lo más importante a la hora de valorar una buena funda es que sea de un material transpirable que evite el exceso de calor y sudoración. Además hay que tener en cuenta que sea un material fácil de lavar y fijarse en la etiqueta para lavarla a la temperatura correcta.

Diseño de las almohadas de viaje

Un aspecto más a la hora de comprar el cojín para el cuello ideal es el formato o la forma en que se presenta. Normalmente estos utensilios suelen tener una forma de U para sujetar el cuello por los dos laterales y la parte trasera. La función principal es evitar que la cabeza se caiga demasiado hacia esas zonas cuando nos dormimos. Así se evita el temido dolor de cuello en los viajes largos de avión, tren o autobús.

Sin embargo hay algunos modelos que incorporan mejoras en su diseño como pueden ser los soportes para barbilla. En esos modelos, la almohada cervical se une en su parte delantera proporcionando un apoyo adicional a una zona del cuello normalmente desprotegida.

También la mayoría de los modelos tienen varias posiciones de utilidad distinta. Así se pueden plegar las almohadas, darles más grosor en un lado o doblarlas sobre si mismas para colocarlas de la manera que prefiramos en nuestro cuello o nuestra cabeza.

Para saber que diseño es el mejor para nosotros solo tenemos que pensar en cual es nuestra forma de descansar en los viajes y buscar un modelo que se adapta a esa posición nuestra en particular.

Accesorios de las almohadas de viaje

Por último, hay que comentar que la mayoría de las almohadas de este tipo se venden en kits que incluyen otros accesorios adicionales. Es normal encontrar elementos adicionales como tapones para los oídos o el típico antifaz para dormir. 

Además, casi todas las almohadas de viaje suelen venir con una bolsa de viaje incluida donde se pueden guardar después de plegarlas. Este es otro punto que debemos de tener en cuenta, que la almohada se pueda plegar y meter fácilmente en su bolsa de transporte.

Cabe mencionar que muchos de los modelos que se venden hoy en día incluyen extras como bolsillos en la propia funda de la almohada. En estos bolsillos podemos guardar el antifaz, los tapones o incluso el teléfono móvil.

Todos estos puntos hay que tenerlos en cuenta para, junto con nuestro criterio y sin olvidarnos de mirar el precio, decidir cual es la almohada de viaje perfecta para nosotros.

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media 5 / 5. Numero de votos 5

Los cojinesLos cojines