Almohada viscoelástica

La almohada viscoelástica se ha convertido en un objeto de uso cotidiano que todo el mundo conoce. Pero lo que no sabe la mayoría de la gente es que la espuma viscoelástica es un material creado por la mismísima NASA hace unas cuantas décadas.

En este artículo te contamos todos los secretos de las almohadas viscoelásticas para que sepas que hay que tener en cuenta si quieres comprar una.

  • Almohada viscoelástica con núcleo de alta densidad. 
  • Funda interior protectora con cremallera.
  • Funda exterior de poliéster lavable a 40º. También con cremallera.
  • Tratamiento antiácaros y antibacterias.
  • Recomendada para personas con dolores cervicales.
  • Mejora la circulación de la sangre hasta un 80%.
  • Termosensible, se adapta al contorno de tu cuello y cabeza sin ninguna presión incómoda.
  • Favorece la posición correcta de las cervicales.
  • Almohada viscoelástica de 90 centímetros de largo, 36 de ancho y 13 de alto.
  • Almohada viscoelástica de primera calidad, fabricada en España.
  • Alivia tensión de cuello y cervicales.
  • Firmeza intermedia. 3 sobre 5. Se adapta sin hundir la cabeza.
  • Viscoelástica de alta densidad y durabilidad: 50kg/m3.
  • Doble funda con cremallera.
  • Funda exterior lavable a máquina.
  • Funda interior termosellada.
  • Tejido con tratamiento aloe vera e hilo lurex (hilo de plata).
  • Alivia la tensión del cuello y de la espalda.
  • Perfecta para dormir boca arriba o de lado.
  • Almohada viscoelastica de primera calidad fabricada en España.
  • Alivia tensión de cuello y cervicales.
  • Suave acogida , adaptable sin hundir la cabeza.
  • Viscoelástica de alta densidad y durabilidad: 50kg/m3
  • Doble funda . Tejido Aloe vera con hilo plata.
  • Tiene las mismas características que la almohada anterior, pero en este caso es una almohada viscoelástica para una cama de matrimonio de tamaño tradicional (135 cm)
  • Esta marca es la número uno en ventas de almohadas viscoelásticas a través de algunos portales de Internet como Amazon.
  • Almohada viscoelástica cervical y ortopédica con memoria de forma.
  • Tamaño 60 cm x 35 cm x 11 cm.
  • Fabricada en espuma de memoria de alta calidad.
  • Diseño ergonómico que reduce el dolor del cuello. Forma de onda.
  • Válida para cualquier postura al dormir.
  • Transpirable.  Funda con cremallera fácil de limpiar. 

Por qué comprar una almohada viscoelástica

Una gran parte de la población tiene molestias en el cuello y en la espalda. Normalmente este tipo de molestias suelen ser la consecuencia de una mala postura a lo largo de una actividad diurna o bien de una mala posición a la hora de dormir.

Del mismo modo que podemos corregir problemas posturales en la oficina o en el coche utilizando un buen cojín lumbar, podemos acabar con la mayoría de los problemas posturales asociados a nuestro sueño utilizando una almohada viscoelástica.

Una almohada de mala calidad o con un mal diseño puede hacer que aparezcan dolores donde no existían y por eso es necesario comprar una de calidad y adecuada a nuestra forma de dormir. Una buena almohada viscoelástica puede hacer que desaparezcan poco a poco muchos de estos dolores.

La almohada viscoelástica (quizás junto con las de latex) es la gran buscada por todo aquel que teme la aparición de tortícolis, pinzamientos o dolores similares. 

La espuma viscoelástica es un material que se adapta en función del peso que se coloca sobre ella y se hunde de forma progresiva. Cuando se comienzan a usar este tipo de almohadas pueden ser un poco duras pero, con los días, esa sensación desaparece.

Las almohadas viscoelásticas sujetan mejor la cabeza y son un poco más calurosas, pero merece la pena si eres propens@ a según que tipo de molestias en el cuello.

Si sueles dormir boca arriba, la almohada viscoelástica es tu elección perfecta. Ya que tiene la relación de firmeza y sujección ideal para esta postura.

Si sueles dormir de lado, tal vez deberías de comprar mejor una almohada de látex. Y si duermes boca abajo deberías de cambiar de postura…Es la menos recomendada de todas.

Ventajas de las almohadas viscoelásticas

Durabilidad: Una buena almohada viscoelástica suele durar bastante más tiempo que una almohada tradicional simple de algodón o poliéster. Esto es importante y digno de destacar ya que en un principio el desembolso es mayor por una almohada viscoelástica.

Sin embargo, al ser un producto que dura más tiempo, a la larga puede salir incluso más barato que  comprar almohadas normales. Estas últimas se deforman con más rapidez y las tenemos que cambiar antes.

Desventajas de las almohadas viscoelásticas

Son más caras: Al estar fabricadas con un material de mayor calidad y que corrige mejor la posición del cuerpo, el resultado es una almohada más cara que las de otros tipos o materiales. Sin embargo esto es un problema menor porque también duran más que otros tipos de almohadas.

Firmeza variable con la temperatura: Una de las características intrínsecas de los materiales viscoelásticos es la influencia que la temperatura ejerce en su estructura. Cuanto más caliente está este material mayor es su capacidad de deformación. Es decir, este tipo de almohadas se deforman más con el calor que con el frío. En situaciones extremas esto lleva a que estas almohadas sean más rígidas en invierno y más blandas en verano.

No se pueden lavar como otro tipo de almohadas: Las almohadas viscoelásticas tienen como mayor desventaja que no se pueden sumergir totalmente en agua para realizar una limpieza profunda. Al entrar en contacto con el agua, el relleno viscoelástico perdería su efecto memoria. Incluso se podría generar un grave problema de hongos ya que no se podría secar adecuadamente. Lo más recomendable es utilizar unas buenas fundas y tener estas bien limpias siempre.

Como limpiar una almohada viscoelástica

Es posible que alguna vez se manche tu almohada viscoelástica y no tengas muy claro como limpiarla o lavarla sin estropearla. Aquí te damos unos consejos para que tu almohada esté siempre limpia sin ningún miedo de echarla a perder.

Lo primero que debes de tener claro es que el interior de las almohadas viscoelásticas no se lleva nada bien con el agua. Si se moja el interior se puede echar a perder su estructura y no volverá a ser la misma que compraste.

Las fundas las podrás lavar tranquilamente en la lavadora según indique la etiqueta del fabricante. Ahí no hay mayor problema.

La solución para tener una almohada viscoelástica limpia pasa por tener mucho cuidado de no mancharla, lavar a menudo las fundas y en caso de que haya una mancha en su interior lavarla como te decimos a continuación.

Si una mancha a traspasado las fundas y ha llegado a la superficie de tu almohada viscoelástica deberías de actuar rápidamente. No debes esperar porque luego es más dificil quitar la mancha. Debes seguir estos pasos:

  1. Quita la funda de la almohada y seca la almohada con paños o papeles secos. No frotes. Simplemente intenta absorber el líquido que haya manchado la almohada.
  2. Limpia la zona de la mancha utilizando un paño ligeramente humedecido con agua templada y un detergente suave. Frota con suavidad con movimientos circulares para sacar la mancha.
  3. Cuando hayas quitado la mancha vuelve a pasar un paño húmedo (esta vez solo con agua) para eliminar los restos de detergente y espuma que puedan quedar.
  4. Si con el paso 2 no se ha ido la mancha puedes utilizar un limpiador encimático o una mezcla a partes iguales de vinagre blanco y agua fría (más unas gotas de zumo de limón).
  5. Pon cualquiera de estos dos líquidos en un pulverizador y rocíalo en la zona de la mancha. No te pases, es mejor poca cantidad para no empapar la almohada.
  6. Deja actuar entre 4 y 6 minutos.
  7. Cuando pase este tiempo vuelve a pasar un paño ligeramente humedecido para eliminar cualquier resto.
  8. Para acabar el proceso hay que secar muy bien la almohada viscoelástica. Retira en primer lugar la humedad con una toalla o un paño seco. Después deja que se seque al aire (mejor al sol) o acelera el proceso con aire frio de un secador o ventilador. No utilices la secadora porque puedes estropear la almohada.

Quitar el mal olor de una almohada viscoelástica

Hay cosas que son peores que una mancha en la almohada. Después de todo, si una mancha no la puedes quitar por mucho que te esfuerces por lo menos puedes poner una funda limpia y la almohada sigue siendo útil.
 
Pero el problema de los olores es mucho peor. Si tu almohada viscoelástica ha cogido mal olor a causa del uso y el sudor más vale que lo soluciones porque no querrás dormir con ese olor a suciedad pegado a tu nariz.
 
Para este problema existen una serie de productos químicos que pueden ser muy efectivos. Sustancias como el ácido bórico en polvo o el bicarbonato de sodio son adecuadas para neutralizar este tipo de olores a sudor.
 
Estos químicos servirán para recuperar un olor fresco en tu almohada viscoelástica favorita. Solo tienes que esparcir este tipo de polvos sobre la almohada (sin la funda puesta, claro) y dejar actuar entre 20 y 40 minutos.
 
Pasado este tiempo debes de aspirar bien toda la almohada para que no queden restos de ningún producto aplicado. Además, después, es conveniente que dejes la almohada cervical a la luz del sol durante unas cuantas horas. El sol actúa como desinfectante natural, lo cual le dará el último toque a tu almohada para que no huela a nada.

Cuando cambiar una almohada viscoelástica

De nada sirve tener una almohada viscoelástica para dormir si esta tiene 10 años, está completamente deformada y no cumple con su función de descanso y correcta posición.

Por ello debemos de cambiar la almohada cada cierto tiempo. No es una cantidad de tiempo fija, sino que este valor variará en función del uso que se le de a la almohada, su correcta conservación y la propia sensación de quién la está utilizando.

Un usuario puede necesitar o tener la sensación de que necesita una mayor rigidez en la almohada viscoelástica y otro usuario puede tener una percepción distinta. Estos dos usuarios con sus distintas sensaciones pueden comprar una almohada nueva con un  intervalo de tiempo distinto.

Como recomendación general se suele hablar de los 2 años como una cifra a tener en cuenta. Es decir, cuanto la almohada viscoelástica tiene alrededor de 2 años de vida deberíamos de empezar a evaluar si sigue cumpliendo bien con su función.

Aquí entra en juego la subjetividad de cada uno, pero las variables a evaluar si que son siempre las mismas. Forma y consistencia de la espuma de memoria, continuidad en el efecto memoria de la almohada y sensación de descanso en general.

Si vemos que alguno de estos aspectos no funciona como antes debemos de comprar una almohada viscoelástica nueva.

Tipos de almohadas viscoelásticas

Para clasificar los tipos de almohadas viscoelásticas podemos atender a distintos criterios. El primero y más intuitivo de ellos sería el material con el que está fabricado el interior de la almohada. Hay muchos tipos de material viscoelástico y no todos son iguales. Los principales son:

  • Viscoelástica convencional

    Es la espuma de memoria tradicional que conocemos. A este material base se le pueden añadir otros elementos que aumenten sus prestaciones.

  • Viscoelástica con gel

    Este tipo de almohadas incorporan los beneficios de una mezcla de ambos materiales. En concreto, la adición de gel a la mezcla hace que la almohada tenga una función termo-reguladora que reparte el calor por todo su volumen.

  • Viscoelástica con carbono

    El carbón o carbono activado tiene múltiples usos y también se utiliza en algunos modelos avanzados de almohadas viscoelásticas. Este elimina las cargas de electricidad estática y además consigue eliminar o neutralizar los olores producidos por el sudor que queda en la almohada.

  • Soja y aceites naturales

    Para los amantes de los productos naturales también existen unas almohadas con efecto viscoelástico. Estas se suelen fabricar a base de aceites naturales y de productos como la soja.

Si nos fijamos en la manera en la que se introduce el material en el interior de la almohada podemos realizar otra clasificación distintas. Hay distintas maneras de conformar el interior de las almohadas viscoelásticas y cada una tiene sus peculiaridades. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Almohadas con trozos de viscoelástica

     Este tipo de almohadas se fabrica con restos de otros procesos de fabricación en los que se utiliza espuma viscoelástica. Son almohadas fabricadas a partir de restos de fabricación de colchones. Al estar formadas por trozos pequeños este tipo de almohadas se adaptan peor y además suelen ser de peor calidad. Por eso suelen ser las más baratas.

  • Almohadas de viscoelástica al corte

     Estas almohadas son la mayoría de las que se pueden comprar en cualquier sitio. Es el método de fabricación más común. Se parte de un gran bloque de espuma viscoelástica y este es cortado mediante máquinas utilizando un láser de precisión. Al ser una almohada compacta y en una sola pieza ofrece un mejor resultado que las anteriores.

  • Almohadas con viscoelástica inyectada 

    Son las almohadas que mejor resultado dan pero también las más caras porque tienen un método de fabricación más complejo y costoso. Cada almohada se genera a partir de la inyección de espuma viscoelástica en un molde. Este tipo de almohadas tardan mucho más tiempo en deformarse, así que a la larga pueden resultar más baratas. Otra ventaja es que con el proceso de inyección se pueden elegir distintos moldes y da lugar a distintas formas.

Estas formas pueden ir desde la típica almohada convencional hasta cualquier tipo de forma (en V, en ola, en forma de cuña..) que se adapte mejor a la curvatura del cuello y de la cabeza. Las almohadas cervicales viscoelásticas que se adaptan a la forma de nuestro cuerpo consiguen una mayor continuidad en el contacto entre cuerpo y almohada. Así la presión se reparte y el descanso nocturno es mucho más efectivo.

  • Almohadas viscoelásticas con Aloe Vera

Este tipo de almohadas tienen un recubrimiento de Aloe Vera en la capa exterior de la almohada viscoelástica. El recubrimiento está hecho con resina de Aloe Vera creando en la almohada una capa que proporciona todos los beneficios conocidos de esta peculiar planta. Entre otros beneficios destaca la regeneración e hidratación de células de la piel.

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media 5 / 5. Numero de votos 3

Todavía nadie ha votado, sé el primero.

Los cojinesLos cojines