Cojines antivuelco

Comparte:

¿Has oído hablar de los cojines antivuelco? Si has leído algo sobre este tema, probablemente hayas visto que hay dos puntos de vista totalmente enfrentados. Por un lado, están los que dicen que es un producto muy recomendable para evitar la muerte súbita en bebés pequeños y por el otro, los que consideran que es un peligro para tus hijos por el riesgo de asfixia. Tras haber recopilado toda la información que esgrimen desde ambos sectores vamos a tratar de resumir en un solo sitio los pros y los contras de este tipo de cojines tan desconocido para la mayoría.

Si has tenido hijos hace poco o los vas a tener en breve, seguro que te asaltan un montón de dudas. Estas dudas son especialmente intensas en los padres primerizos.  ¿Teta o biberón? ¿Colecho o cuna? ¿Marcas de pañales? ¿Tipo de carrito? En fin, de todo un poco. La verdad es que hay cosas que todo el mundo tiene que comprar si o si. Pero luego hay una serie de productos que puede ser muy necesario para algunos padres y muy prescindible para otros.

Cojin antivuelco

Este es el caso de los cojines antivuelco. La primera pista para saber si es algo muy necesario o no, la de el hecho de que no mucha gente lo tiene en sus casas (nosotros conocemos muchos padres y aún no hemos visto ningún cojín antivuelco). Otra pista que podemos analizar es la cantidad de búsquedas en Google. Por ejemplo, cada mes hay unas 50.000 personas que buscan la palabra ‘biberón’. Si hacemos este mismo experimento con la palabra ‘cojín antivuelco’ nos quedamos en poco más de 3.000 personas. A priori, por las cifras, no es un producto muy popular entre los padres.

A pesar de esta baja popularidad, podemos encontrar un montón de páginas web en las que te recomiendan su uso y te detallan todas las supuestas bondades que ofrecen. Algunas de las más mencionadas son éstas:

  • Se evita la muerte súbita en bebés.
  • Disminuye el riesgo de plagiocefalia.
  • Se evitan caídas o accidentes del bebé.

En las siguientes secciones vamos a tratar de analizar objetivamente cada uno de estos puntos y ver si es verdad o no lo que se dice sobre los cojines antivuelco. 

La muerte súbita en bebés (síndrome de muerte súbita del lactante) es la muerte que se produce cuando el niño está durmiendo. Para considerarse muerte súbita tiene que suceder sin que el bebé tenga ninguna enfermedad previa, es decir, sin una causa conocida. Varios estudios dicen que es más común que suceda entre el primer y cuarto mes de vida. En cuanto a la probabilidad de que ocurra, las estadísticas muestran que hay aproximadamente un caso por cada 2000 bebés.

Como hemos dicho, es uno de los problemas médicos de  nuestros días que no tiene una causa clara. Y es lógico pensar que si no hay una causa clara no puede haber una solución concreta. Es por eso que es muy ingenuo creer que un cojín antivuelco va a eliminar el riesgo de muerte súbita. 

Es cierto que hay factores que influyen en alguna medida para que estas muertes se den con más o menos probabilidad. En concreto, está demostrado que es mejor que el bebé duerma boca arriba. Sin embargo, esta recomendación ha variado a lo largo del tiempo, lo que puede llevar a confusiones. De hecho, antes de la década de los 90 la tónica general era acostar al bebé boca abajo, porque se creía que era menor la posibilidad de ahogarse o atragantarse. Sin embargo, diversas investigaciones médicas llegaron a la conclusión de que es más seguro adoptar una posición en la que la espalda esté pegada al colchón y la cabeza mirando a un lado. A partir del momento en que se comenzó a recomendar esta postura el número de muertes por esta causa se ha reducido en un 50%.

Se recomienda que los bebés duerman siempre boca arriba. Pero no hace falta un cojín antivuelco para esto.

Se asocia el uso de los cojines antivuelco a la facilidad para mantener al bebé boca arriba. Muchas veces se utiliza como argumento que el cojín sirve para que el bebé no se de la vuelta y quede boca abajo aumentando el riesgo de asfixia. Pero esto no tiene ningún sentido. Hasta los 4 meses (como pronto), un niño no ha desarrollado la suficiente fuerza muscular y habilidad como para alternar entre esas dos posicionesLos bebes no se pueden dar la vuelta, no hace falta un cojín para evitarlo.

Aunque no se ha determinado una causa concreta que provoque el síndrome de muerte súbita del lactante si que hay recomendaciones por parte de la comunidad médica para que su incidencia sea la menor posible. Entre ellas están éstas:

  • Dormir boca arriba, por todo lo que acabamos de explicar.
  • Dormir en un colchón que no se hunda.
  • No dormir mucho tiempo en las sillitas del coche, no es la postura más adecuada para los bebés.
  • No poner ningún elemento en la cuna como peluches, almohadas, etc. 
  • Limitar al mínimo posible las prendas de abrigo en la cuna (sábanas, mantas,etc)

Cojín antivuelco y plagiocefalia

¿Plagio qué? Pues si, otro ‘palabro’ para describir una afección poco común en nuestros pequeñajos. La plagiocefalia es la deformación del cráneo como consecuencia, en la mayoría de los casos, de que la cabeza pase demasiado tiempo apoyada sobre un mismo punto o zona. Cuando un bebé es muy pequeño no es capaz de girar la cabeza, así que si lo dejamos dormido apoyado sobre su oreja derecha, cuando despierte va a seguir así. Si son muchas las horas que se duerme con la cabeza en la misma posición se corre el riesgo de que se produzca un aplanamiento del cráneo por ese lado. 

La plagiocefalia no se suele considerar una enfermedad como tal, ya que en principio sólo se trata de un problema estético. Además, en la mayoría de los casos, es un problema que se corrige por si solo. Sin embargo hay casos en los que se recomienda tratar estos aspectos con unos cascos especiales para devolver la forma correcta al cráneo.

Pero antes de llegar a estos extremos hay que saber que se puede hacer para evitar su aparición. Y aquí es donde entra en juego de nuevo el uso de un cojín antivuelco. Otro de los argumentos que se utilizan a favor de estos cojines es que previenen la plagiocefalia. ¿Y como lo hacen? Lo que normalmente te dirán es que, en este tipo de productos, el niño tiene la cabeza libre para poder moverla y así evitar dormir demasiado tiempo del mismo lado, ya que el cojín solo impide el movimiento del cuerpo.

Los bebés pequeños no pueden darse la vuelta por si mismos.

Casco plagiocefalia

¿Te has dado cuenta, verdad? Un poco más arriba te lo hemos dicho ya. ¡Los bebés pequeños no mueven la cabeza por si mismos cuando están tumbados! ¿Y si la pudieran mover? ¿Entonces sí necesitamos el cojín antivuelco para que la muevan libremente? ¿O tendrán más libertad si no tienen nada en absoluto a su alrededor? En este caso si que podemos decir sin temor a equivocarnos un antivuelco no previene la formación de la plagiocefalia. De hecho existen cojines diseñados especificamente para prevenir esta deformación.

Una vez más, lo que mejor funciona como prevención es la lógica y el sentido común. Algunas medidas fáciles de implementar:

  • Al dormir, no le coloques siempre con la cabeza al mismo lado.
  • Si notas un lado aplanado, túmbalo del otro lado.
  • Cuando esté despierto ponlo boca abajo (siempre que estés vigilando).
  • Juega con el boca abajo. Así disminuyes el apoyo de su cabeza y fortaleces los músculos de su espalda.
  • Cuando lo lleves en brazos, alterna los lados.

Cojín antivuelco y caídas

Los cojines antivuelco, como la propia palabra indica se supone que están diseñados para no volcar. Si has leído todo el artículo hasta aquí ya te puedes imaginar más o menos lo que vamos a decir ahora. ¡Los bebés pequeños no pueden darse la vuelta! Además, es curioso, porque si te recomiendan el uso de un cojín de este tipo te dicen que solo se usan hasta los 5 o 6 meses y luego debes de desechar su uso. ¡Vaya! Justo cuando los niños empiezan a tener un poco de movilidad…

No nos vamos a extender mucho más para explicarte que la excusa de las caídas es otro argumento sin mucho sentido. Si de verdad tenemos miedo de que nuestro bebé se caiga intenta estar cerca de él y vigilarlo. Y si hay ratos que no puedes atender a la criatura al 100% para eso tenemos magníficas cunas, minicunas, parques de juegos, etc.. ¡O una manta en el suelo! Desde el suelo ya no puede caer a ningún sitio 😉

¿Qué dicen los expertos?

Para empezar habría que ver qué es un experto y qué no. Tendemos a creer todo lo que aparece en Internet sin consultar la fuente original y eso convierte en experto a cualquiera que parece que sabe más que nosotros de un tema en concreto. En el caso de los cojines antivuelco, en muchas páginas encontrarás afirmaciones como estas:

  • Los médicos dicen…
  • Los pediatras avalan…
  • Los expertos aseguran…

En este artículo no queremos caer en exceso en esas formas de expresarse y por eso vamos a hablar de un grupo de expertos concreto y real. La Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) es un organismo de regulación de alimentos, medicamentos, etc. Entre sus competencias está el regular la utilización de aparatos médicos. 

Los cojines antivuelco no son un milagro que proteja a tus hijos de todos los males.

Pues bien, en ésta página web podrás ver como dicen claramente que ellos ‘nunca han autorizado el uso de ningún posicionador infantil que afirme reducir el riesgo de muerte súbita’. Además, en el año 2010 pidió a los fabricantes que dejaran de comercializar estos productos. Cosa que, como habrás podido comprobar, no se ha hecho. Este organismo, como muchos otros recomiendan una cuna libre de objetos y una posición boca arriba como máxima garantía de seguridad.

Os ponemos solo este ejemplo porque creemos que esta organización tiene la suficiente autoridad como para catalogarla de experto. Pero estamos seguros de que si buscas un poco más encontrarás opiniones parecidas.

Conclusiones

Podrán ser muy bonitos, tener unos acabados geniales o un relleno súper cómodo, pero la funcionalidad de un cojín antivuelco es más que discutible. Por lo menos, parece claro que no cumplen las funciones tan importantes que se describen en muchos sitios. Con esto tampoco queremos decir que no los compres o que no tengan absolutamente ninguna utilidad . Pero desde luego no son un milagro para salvar a los bebés de todos los males. 

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media / 5. Numero de votos

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los cojinesLos cojines