Cojines antiescaras

Comparte:

Si necesitas un cojín antiescaras para ti o para algún familiar has llegado al lugar adecuado. Aquí te vamos a explicar que es un cojín antiescaras, que son las escaras, como se originan y cómo se pueden evitar. También hemos preparado una clasificación con los distintos tipos de cojines antiescaras que se venden actualmente. Te explicamos cómo elegir el cojín correcto y te proponemos varios modelos de cojines antiescaras para que elijas el que más te convenga.

Si conoces a alguien con problemas de movilidad o trabajas en el mundo de la sanidad ya sabrás lo que es una escara. Si no, aquí te lo explicamos de una manera sencilla. Se conoce con otros nombres como úlcera por presión o úlcera por decúbito, pero simplificando mucho una escara no deja de ser otra cosa que una herida en la piel.

Las escaras se producen como consecuencia de una mala circulación de la sangre en puntos muy localizados de la piel. La ausencia de circulación sanguínea hace que los nutrientes y oxígeno no lleguen de una forma adecuada a las células de esa zona, derivando en la muerte de éstas. Con la muerte de éstas células, se van formando las heridas o escaras que pueden ser más o menos graves en función de varias circunstancias.

Las escaras se originan como consecuencia de una presión localizada y continua en una parte del cuerpo. Normalmente en las proximidades de alguna zona con prominencias óseas. Las personas que, como consecuencia de una enfermedad, están mucho tiempo tumbadas o sentadas son las más propensas a este tipo de dolencias. Al permanecer tanto tiempo sin moverse, las zonas que soportan más peso y se localizan entre el cuerpo y la superficie de apoyo sufren una mayor presión. Esta presión, a la larga se traduce en la reducción del flujo sanguíneo que hemos comentado.

En función de la edad, tiempo sin movilidad, hidratación de la piel, alimentación,  etc. las escaras pueden ser más o menos graves. En un nivel de gravedad más bajo podemos hablar de un simple enrojecimiento de la piel. Si bien no es un síntoma de gran preocupación sí que debe de servir como señal de alarma. Hay que tratar el problema a tiempo para que la escara no pase a las siguientes fases de su evolución natural.

En un segundo nivel de gravedad la herida empeora  pudiendo llegar a afectar tanto epidermis como dermis. En este caso se produce una erosión de la piel evidente a simple vista. El grosor de la piel se ve afectado y la escara puede ser más o menos profunda alcanzando la parte más interna de la piel (dermis).

El tercer nivel de gravedad es considerado cuando se ha destruido totalmente toda la capa de la piel, epidermis y dermis han desaparecido en la zona donde ha crecido la escara. En esta etapa, las escaras comienzan a necrosar el tejido bajo la piel,  siendo visible la grasa subcutánea.

Por último, en los casos más graves, puede llegar a haber daño en la parte más profunda. Así, las úlceras alcanzan el músculos, los huesos o los tendones.

¿Para que sirve un cojín antiescaras?

Es lógico pensar que si se llaman cojines antiescaras es porque sirven para prevenir la aparición de escaras. Y así es. Este tipo de cojines, al igual que los colchones antiescaras, están especialmente diseñados para evitar que estas heridas aparezcan en la piel.

Los cojines antiescaras se pueden adaptar para su uso en distintas superficies. Desde las sillas o sofás de casa hasta una silla de ruedas. Su funcionamiento es simple y efectivo, reparte la presión del peso del cuerpo por toda la superficie de asiento. Así, no se producen presiones elevadas en zonas localizadas. Como consecuencia, con el uso de estos cojines hay un flujo sanguíneo correcto por todas las zonas del cuerpo que están en contacto con el cojín.

Tipos de cojines antiescaras

Cojines antiescaras de gel

Cojín antiescaras gel

En general, los cojines antiescaras de gel tienen un relleno que proporciona una amortiguación de entre 3 y 4 centimetros. Se adaptan bien a la superficie de presión y son recomendados para personas que tienen un riesgo bajo de aparición de escaras.

Hay algunos cojines antiescaras de gel que suelen tener dos partes diferenciadas. La parte inferior (la que está en contacto con el asiento) está hecha de un  material viscoelástico que distribuye el peso sobre la superficie de apoyo de manera uniforme. En la parte superior (la que está en contacto con el cuerpo) hay un gel que ayuda a distribuir la presión ejercida por el cuerpo.

De este modo, se evitan puntos de presión importantes en el contacto entre el cuerpo y la zona que tiene el gel. Con esta combinación de materiales no solo se previene la formación de escaras, sino que además se amortiguan muy bien los golpes.

Cojines antiescaras viscoelásticos

Cojín antiescaras viscoelástico

Como en otro tipo de cojines utilizados para otras funciones, o incluso en almohadas, el material viscoelástico también se utiliza para la fabricación de cojines antiescaras. Estos cojines tienen la ventaja de ser más ligeros que otros, como los de flotación líquida o los de gel. Este tipo de cojines son recomendados para personas que tienen un riesgo medio de sufrir escaras. El efecto memoria del material viscoelástico es ideal para este tipo de cojines, distribuyendo la presión de un modo muy efectivo.

Hay que tener en cuenta que los cojines antiescaras viscoelásticos deben colocarse sobre una superficie dura para que funcionen de un modo correcto. Si se colocan sobre una superficie blanda, no harían más que reproducir el mismo patrón de presiones de esa superficie.

Además, hay que tener en cuenta que este tipo de cojines pueden ser muy calurosos si se usan duran mucho rato. Es por ello que es mejor no usarlos en épocas de mucho calor.

Cojines antiescaras de flotación líquida

Cojín antiescaras flotación líquida

Su interior está formado por una serie de cavidades a través de las cuales circula un fluido acuoso. Al sentarse encima de este cojín antiescaras, el líquido fluye desde las zonas de más presión a las de menos presión. El efecto resultante es una compensación de la presión a lo largo y ancho de todo el cojín. De este modo se previene la aparición de las escaras. Este tipo de cojines suele ser bastante fino y adaptable a muchas superficies, ya que normalmente son de forma cuadrada.

Cojines antiescaras de aire

Cojín antiescaras aire

Los cojines antiescaras de aire son los mejores y más efectivos a la hora de prevenir la aparición de las escaras. Son utilizados sobre todo para personas que tienen un riesgo muy elevado de aparición de este tipo de úlceras.

Este tipo de cojines están divididos en distintas secciones o células que se hinchan con la presión del aire. Según el modelo se puede adaptar la presión del cojín en función de la zona más afectada. Los cojines antiescaras de aire tienen distintas alturas y distinto número de válvulas para adaptarse a distintas necesidades.

En los modelos más avanzados se incluye una programación del compresor para que vaya variando la presión de aire a lo largo y ancho del cojín. De este modo, se consigue un efecto de hinchado temporal por zonas, que evita la acumulación de tensión en zonas concretas.

En algunos casos, las zonas del cojín en contacto con escaras ya existentes se pueden deshinchar totalmente para evitar cualquier tipo de contacto. Obviamente, al ser cojines con una presión ajustable por parte del usuario habrá que tener en cuenta el peso del paciente para hincharlo de una forma proporcional, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante.

Este tipo de cojines son los más caros de todos los que hemos hablado, pero también son los más eficaces para el tratamiento y prevención de las escaras. Recomendamos comprarlo solo si su uso es realmente necesario, ya que es un desembolso económico más exigente.

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media / 5. Numero de votos

Comparte:
Los cojinesLos cojines