Cojines antiestres

Hoy en día llevamos un ritmo de vida muy estresante y es necesario relajarse de vez en cuando. Hay muchas formas para hacerlo, pero aquí te proponemos una barata, sencilla y que puedes hacer en cualquier parte y a cualquier hora. ¡Compra un cojín antiestres!

01. Cojín antiestres
  • Cojín antiestres tipo rollo.
  • Funda de lycra.
  • 35 cms largo.
  • 15 cms diámetro.
  • Relleno de poliestireno.
02. Cojín masaje cuello
  • Cojín antiestres cuello.
  • Con modo vibración incluido.
  • Funda de plástico.
  • Relleno de bolitas de poliestireno.
03. Cojín antiestres movil
  • Cojín antiestres rectangular.
  • Funda con dibujo de telefono
  • 23 x 32,5 x 10,6 cms.
  • Relleno de bolitas de poliestireno.
04. Cojín antiestres viaje
  • Cojín antiestres de viaje.
  • Plegable para su transporte.
  • 7 x 40 x 24 cms.
  • Funda interior y exterior lavables.
05. Cojín antiestres real madrid
  • Cojín antiestres Real Madrid.
  • 35 x 26 x 17 cms.
  • En forma de camiseta.

¿Por qué usar un cojín antiestrés?

Seguro que conoces a alguien que tiene alguna manía como tocarse mucho el pelo, acariciarse la barba, mover la pierna continuamente mientras está sentada…Todos esos hábitos son indicativos de un exceso de tensión o nervios. También es evidente que las jornadas de trabajo infinitas y los problemas del día a día llevan a nuestro cuerpo a puntos no deseables.

Probablemente lo más adecuado para solucionarlo sería ir a recibir un buen masaje relajante o acudir a un fantástico spa. Pero muchas veces no tenemos el tiempo necesario ni nos queremos gastar más dinero de la cuenta. La solución ideal es tener cojines antiestrés como un recurso que podemos utilizar en cualquier momento.

¿Como usar un cojín antiestrés?

Podemos usarlos de varios modos. El uso típico es parecido al de un cojín lumbar, lo colocas en la zona baja de tu espalda cuando estás sentado. Esto hace que la tensión de tu zona lumbar se reduzca, repartiéndose por toda la extensión del respaldo sin concentrarse en puntos concretos. Notarás el relax al cabo de un rato.

También es posible usarlo como un peluche antiestrés. Es decir, en lugar de ponerlo en tu espalda lo puedes coger con tus manos y abrazarlo o estrujarlo. Está comprobado que este tipo de ejercicios distrae la mente de tus preocupaciones y proporciona una sensación de bienestar agradable.

Además, si los cojines están rellenos de bolitas de poliestireno puedes concentrarte e intentar mover varias de ellas con tus dedos a través de la funda.  Si pones tu foco en esa operación tan sencilla, tu cuerpo y tu mente se evaden del estrés por unos instantes, cosa que agradecerás. Es parecido a lo que nos ocurre cuando explotamos las bolitas de plástico de los embalajes. ¿A que tú también lo has hecho alguna vez?

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media 5 / 5. Numero de votos 4

Los cojinesLos cojines