Funda nórdica juvenil

¿Tu hijo ya se ve muy mayor para la funda nórdica de Mickey Mouse que tiene en su cama? ¿A tu hija ya no le gustan las princesitas y el color rosa le parece muy cursi? Tal vez es el momento de cambiar alguna cosa en su habitación porque a medida que crecen cambian sus gustos. Una forma de empezar con estos cambios es comprar una funda nórdica juvenil. 

Sabemos que tarde o temprano, nuestros hijos crecen. Y, a veces, nos resistimos a ello porque siempre serán nuestros peques. Pero hay que facilitar los cambios y uno muy sencillo es la decoración de la habitación. En estas edades puede que quieran una funda nórdica juvenil con un diseño más acorde a esta nueva etapa. Aquí te dejamos algunos modelos que tal vez les gusten.

Las mejores fundas nórdicas juveniles

Cómo elegir una funda nórdica juvenil

Aquí hay una cosa clara. Si no quieres tener una discusión más con tu pre-adolescente favorito déjale decidir a él/ella. Aunque tu pongas el dinero, es su habitación y el diseño le tiene que gustar a quién lo va a usar todas las noches. Eso si, aparte de la decisión del diseño habrá que tener un par de cosas claras.

Comprar una funda nórdica juvenil no tiene muchos secretos. Busca un tejido de mezcla de algodón y poliéster que maximice los beneficios de ambos materiales. Intenta orientar a tu hij@ un poco con los colores para que la funda no desentone con el resto de su habitación. Compra un relleno nórdico adecuado si te hace falta (puede que el que tenías desde hace años te siga valiendo, pero cámbialo si está muy apelmazado). Y sobre todo ‘reza’ para que cuando la funda llega a casa no haya ningún cambio de opinión y a tu hijo le siga gustando.

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tu valoración

Valoración media 5 / 5. Numero de votos 15

Todavía nadie ha votado, sé el primero.

Los cojinesLos cojines